Declaración de Principios

Vida

Reconocemos, protegemos y promovemos la vida de todo ser humano, desde su inicio en la fecundación, en todo el arco de su desarrollo y hasta la muerte natural. El derecho a la vida es el cimiento angular de cualquier otro derecho. ¿De qué sirven todos los valores y derechos si antes no se reconoce, respeta y salvaguarda la vida humana en todas sus etapas? ¿Acaso hay algo más importante que esto?

Vida

Reconocemos, protegemos y promovemos la vida de todo ser humano, desde su inicio en la fecundación, en todo el arco de su desarrollo y hasta la muerte natural. El derecho a la vida es el cimiento angular de cualquier otro derecho. ¿De qué sirven todos los valores y derechos si antes no se reconoce, respeta y salvaguarda la vida humana en todas sus etapas? ¿Acaso hay algo más importante que esto?

La familia se fundamenta en el Matrimonio (hombre/mujer), combinación única que la justifica como una institución de interés público, debido a su intrínseca facultad natural en potencia de lograr la reproducción sin intervención de un tercero. La familia no debe confundirse con otros modelos de convivencia y asociación.

Este valor encierra también la relación que existe entre los tutores y los niños que son los integrantes más vulnerables de la sociedad y el futuro de la misma. Por lo mismo los derechos de los niños deben siempre anteponerse ante los intereses y caprichos de los adultos y finalmente son los padres quienes tienen la inalienable responsabilidad de decidir la educación de sus hijos en cuestiones morales y éticas según sus propias costumbres.

Familia

Sabemos que la libertad es la capacidad de optar por y/o hacer el bien, de allí su indisoluble vinculación equivalente con la responsabilidad y las virtudes, sin ellas no existe libertad, la libertad no es gratis ni automática, en resumen, la libertad se conquista y se mantiene. Esta se contempla y reconoce en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

No debe confundirse con el libertinaje que supone la irresponsabilidad de hacer lo que uno quiera. La libertad responde al reconocimiento de la dignidad de todo ser humano y es por esto que debe defenderse y promoverse a toda costa.

En el plano político, la libertad es la facultad del ciudadano para emprender, realizar, gobernar sobre todo aquello que conduce al bien común. Contempla: Libertad de Conciencia, Libertad de Educación, Libertad de los Padres a Educar a sus Hijos, Libertad de Expresión y Publicación, Libertad de Culto, Libertad de Trabajo, Libertad de Asociación, Libertad de Reunión, Libertad para la Propiedad Privada, Patria Potestad, Libertad de darse la Organización Política, de Gobierno, de leyes, de políticas públicas que le acomode, etcétera.

Esta libertad también tiene que entenderse en un contexto de auténtica justicia. Por lo mismo toma una relevancia particular y se relaciona inevitablemente con el régimen político actual de cada país; este debe ser justo para no atropellar así la libertad de los ciudadanos. Por lo tanto, denunciaremos y combatiremos cualquier violación a la misma.

Es por lo anterior que en la Coalición promovemos también el Empoderamiento Ciudadano con base al derecho natural, el cual busca reconocer en el art 39 de la Constitución Mexicana: “La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno.”

Todo aquello que habilite y/o aumente el control ciudadano sobre sus empleados públicos, promueve indudablemente una mayor libertad y responsabilidad.